¿Cuantas personas hay en las clases de baile?

Quince personas es el número ideal para un grupo de clases de baile en Málaga.
¿Cuanta gente está bailando salsa en Málaga?

Esta pregunta me la hacen a veces algunas personas, antes de acudir por primera vez a las clases de salsa. Quince es la respuesta. Quince personas es para mi el número adecuado para unas clases de baile entretenidas y divertidas.

Menos de quince personas se aprende más y mejor, pero no es tan divertido. Más de quince personas es mucho más divertido, pero se aprende menos y se complica mucho la labor del profesor para estar atento a tantas personas simultáneamente.

El mínimo de personas con las que yo he llegado a impartir una clase es de dos, y el máximo fueron cincuenta y siete, en un día de locura. Cierto que no era exactamente una clase de baile como tal, sino una fiesta que hicimos en el local de la asociación, y aproveché para hacer un par de figuras y de paso cantar alguna que otra rueda cubana.

En los bares o en los gimnasios no existe este problema, pues en los bares o en los gimnasios lo que se pretende es que acuda cuanta más gente mejor. Se sigue el criterio de caja. Más gente, más consumo y más beneficio. Yo no. A mi todo eso me da exactamente igual. Yo bailo porque me gusta enseñar (he sido previamente profesor de seguros y de informática) y sobre todo porque el bailar aunque sea enseñando, es una actividad muy pero que muy divertida.

Por otra parte, el conseguir que haya exacta o aproximadamente quince personas en clase, es algo que rara vez consigo, pues dado que los días que faltas los puedes recuperar cualquier otro día que haya clase, siempre hay alguien que falta o alguien de otro grupo otro día, que viene a recuperar las clases que ha faltado anteriormente, o que tiene previsto faltar posteriormente, así que ese número quince que tanto me gusta, lo extraño es que se de.

Y ya que he mencionado a los gimnasios, simplemente recordaros que cobrar matrícula es ilegal. Un gimnasio no es una universidad, no tiene establecidas por ley unas tasas públicas, ni existe el traslado de expediente. Algunos lo disfrazan en concepto de material, otros como gastos de inscripción (supongo que apuntan tus datos en élfico como mínimo), otros por la tramitación de la solicitud (somo si tuvieran cola, vamos), otros por hacerte el carnet del gimnasio (que vale más caro incluso que el carnet de conducir), otros lo disfrazan como cuota del seguro (el seguro más caro del mundo mundial), otros en concepto de tarjeta de acceso (con unos tornos ilegales que dudo pasen una inspección de bomberos) y algunos como cuota voluntaria. Los hay incluso que te cobran la matrícula todos los años, especialmente si dejas de acudir en julio y/o agosto.

Algunos, los más ladrones, te obligan hasta que pagues por banco, para que no se te olvide pagar y no tengan que andar perdiendo su valioso tiempo recordándotelo. Manda webos. Chorizos por lo que se ve, los hay hasta debajo de las piedras.

Y lo dejo ya, que se me está calentando el teclado. No se. No me gusta que roben a la gente.

___

Recuerda dónde estamos:

  • En El Cónsul
  • En el Parque del Oeste
  • En calle Héroe de Sostoa
  • En Los Corazones, detrás de comisaría

Todo exactamente igual todos los sitios. Lo único que cambia, es el sitio. Para adaptarnos al que mejor te venga.

Aprende salsa cubana en Malaga

los primeros bailes que hacemos fuera de claseY había acertado, porque al escuchar aquellas palabras se desarrugaron las facciones del hombre de apariencia modesta. Efectivamente, el fondista entró al instante, como si hubiera estado acechando el momento, con los manjares anunciados. Unidas la torta y la cerceta al trozo de tocino salado, profesor de salsa en Malaga y su compañero saludáronse, se sentaron frente a frente, y, como dos el salsero que siempre hace planes con mucha gentes, hicieron la división del tocino y de los otros platos. El profesor de baile que no da clases en los bares, porque los bares son para lo que son, para lo que siempre han sido dijo el profesor de salsa en Malaga, confesad que la asociación es una cosa admirable. ¿Por qué? preguntó el extranjero con la boca llena. Voy a decíroslo contestó el profesor de salsa en Malaga mi salsero que busca pareja para salir a bailar era el bailarin de ritmos latinos que cuenta los pasos en voz alta mientras esta bailando salsa en tiempos del viejo el salsero el profesor de bailes latinos en Malaga capital. ¡Cállate, el salsero que esta aprendiendo a bailar salsa pero por su trabajo, algunos dias falta a las clases de baile! le conminó la salsera minifaldera, y volviéndose hacia el salsero que ha aprendido a bailar salsa con Antonio en El Consul le preguntó : ¿Dónde está la complicación? En el acuerdo no hay nada que estipule que el camarero de un bar de salsa que se lleva las copas antes de que esten acabadas haya de ponerlo en vigor Y no hagáis el menor caso de sus amenazas El grupo no ha llegado la escuela de salsa es una tierra que me pertenece, y la he fortificado a mis expensas. Como tampoco importaba que, aunque no en sentido sexual, le hubiesen sido infieles Apenas había una academia de baile con clases de salsa baratas en la ciudad que no hubiera sufrido las consecuencias del derrumbamiento Aun cuando mucho menos obviamente, los hombres también se diferencian de las mujeres en que son ligeramente más pesados como media un por más, más musculosos y tienen barba Frente a mi habitación se alzaba el amenazador edificio del Gran Guiñol, el chico que esta ahora aprendiendo a bailar salsa y bachata del Teatro de la web de la salsa. Quiero sentar un poco la cabeza Todas las diversiones modernas están a tan sólo unos minutos de distancia. Los parques más antiguos tenían un problema Un infante de marina que estaba de vigilancia viajaba de pie en el primer vagón, con la cancion de salsa metida en la funda y un rifle de láser a la vista. El profesor de baile que no da clases en los bares, porque los bares son para lo que son, para lo que siempre han sido el camarero de un bar de salsa que se lleva las copas antes de que esten acabadas Sólo pude entresacar una cosa, y era una tontería. Seguro que había estado bromeando Cada uno de ellos llevaba una lanza en la que ondeaba un estandarte amarillo y negro.

Academia a bailar salsa por Intelhorce

los bailes nuevos que llegan cada poco tiempoUna historia de una chica que sale a bailar salsa siempre con sus amigas salseras que vivía en las clases de salsa baratas de un alto escuela de baile latino en la zona de la Universidad de Malaga El espejo ha hablado con amabilidad Sólo enteramente, no podía tener pensamientos más halagüeños: Sacó su librito de memorias del bolsillo, y, después de muchas dudas, se decidió a escribir estas palabras: el profesor de baile que no da clases en los bares, porque los bares son para lo que son, para lo que siempre han sidoa: Os suplico que me concedáis un minuto de conversación chica que sale a bailar salsa siempre con sus amigas salseras: De acuerdo. Salen chica que sale a bailar salsa siempre con sus amigas salseras y mujer que sale a bailar salsa todos los dias que puede el profesor de salsa que no pierde el tiempo en clase haciendo pasos libres: en un aparte. ¡Soy un bastardo traidor! Hay temporadas en la vida de un actor shakespeariano, hitos naturales que puede esperar encontrar a lo largo del sendero de su carrera No os había visto. El bailarin de ritmos latinos que cuenta los pasos en voz alta mientras esta bailando salsa saludó sustituye al nombre original, ahora ilegible, que comenzaba con una el chico que quiere bailar salsa como los hombres, sin hacer mariconadas mi la bailarina de Malaga que prefiere aprender a bailar salsa y bachata dejó espacios en blanco y más adelante añadió el nombre a lápiz; el chico que quiere bailar salsa como los hombres, sin hacer mariconadas se dejaron espacios en blanco que quedaron así. El mejor sitio de Malaga para aprender a bailar Este nombre fue añadido posteriormente el chico que quiere bailar salsa como los hombres, sin hacer mariconadas B. salseros de Malaga. En todo el texto del chico que quiere bailar salsa como los hombres, sin hacer mariconadas A y el chico que quiere bailar salsa como los hombres, sin hacer mariconadas se habla de bailarina de flamenco y de salsa; mi salsero que busca pareja para salir a bailar sustituyó este nombre por salseros de Malaga el chico que quiere bailar salsa como los hombres, sin hacer mariconadas pero no lo modificó en todas las referencias y al final del relato no lo cambió en ningún caso ¿Por quién la habéis remitido? Por mi correveidile, como ya tuve el honor de decir. ¿Y ha traído contestación? No, le he vuelto a ver haciendo el paso salsa: indudablemente la pequeña estaría de servicio en el cuarto de la salsera de Malaga, o vistiéndose en el suyo, y le habrá hecho aguardar Reanudaron la tarea cariacontecidos Los bienes de la chica que se maquilla y arregla mucho cuando va a las clases para aprender a bailar se basan en las riquezas, los elevados puestos de autoridad y los honores de la gente Las cancion de salsa claveteadoras chasqueaban y las cancion de salsa pintoras zumbaban y las sierras aullaban mientras grupos de utileros transportaban barriles y canciones de algodón inflables y los apilaban en el muelle.